Dirección por objetivos en 5 pasos

Imagen 3 (Small).JPG
Llevamos hablando más de un siglo sobre la dirección por objetivos y, en lugar de perder relevancia, hoy sigue vigente en las organizaciones tanto privadas como públicas. Sin embargo, no todas las organizaciones consiguen llevar a cabo esta forma de gestión y su implantación sigue estando aún poco desarrollada; hay muchas barreras al respecto:

 

  • Dificultad para llevar los objetivos estratégicos a otros más tácticos y a la operación.
  • No se utilizan herramientas para sistematizar los procesos.
  • Problemas tecnológicos que dificultan la medición: diferentes herramientas para definir objetivos y medirlos, diferentes herramientas de medición.
  • Barreras culturales para asimilar esta forma de gestión.
  • Los objetivos en sí mismos son muy ambiciosos o son vagos o no se comunican correctamente a los responsables.
Todo gira en torno a retos y resultados y, alrededor de estos dos conceptos, un proceso que permita colaborar en alcanzar los retos, y mecanismos de medición con los que entender las causas del nivel de cumplimiento.

Este proceso se basa en 5 pasos:

  1. Definir objetivos: Los objetivos deben ser: específicos evitando ambigüedades, ambiciosos sin aislarse de la realidad, alcanzables en el tiempo y valorables, es decir que estén definidos los criterios de éxito, tanto en términos cuantitativos como cualitativos. La definición debe descentralizarse permitiendo pasar desde los niveles más estratégicos hasta los más operaciones e individualizados y, por otro lado, debe permitir coordinarse entre las diversas unidades organizativas

  2. Comunicar: La comunicación es vital para hacer partícipe a todos los intervinientes, permitir que cada empleado entienda como puede aportar valor a la organización con la consecución de sus propios objetivos; esto pasa por entender la finalidad de cada uno de los objetivos y cómo contribuyen a la estrategia corporativa. Compartir documentación, noticias, situación actual de la organización y del mercado ayuda en esta tarea.

  3. Colaborar: Algunos de los objetivos se pueden alcanzar de forma individual, pero en las complejas organizaciones actuales se necesita, cada vez más, colaboración interdepartamental y herramientas que faciliten el trabajo en equipo: compartiendo iniciativas, responsabilidades, tareas, proyectos, hitos...

  4. Medir: Cuando se define un objetivo tiene que existir, como mínimo, un indicador o mecanismo de valoración que nos ayude a determinar el éxito del mismo, es la forma de hacer tangible el objetivo. Igualmente importante es la capacidad de analizar y entender las causas del grado de cumplimiento del mismo, desglosar la valoración por diferentes ejes o perspectivas de análisis: tiempo, geografía, unidades de negocio, líneas de productos, etc, que nos ayuden a determinar las causas del grado de consecución.

  5. Actuar: Después de medir hay que actuar, conseguir sistematizar los éxitos y corregir las desviaciones. En función del grado de cumplimiento de los objetivos se pueden desencadenar acciones, que en muchas ocasiones se podrían realizar de forma automática.

Para que la dirección por objetivos sea eficaz debemos salvar por un lado, las dificultades culturales y organizativas de la empresa antes mencionadas, la estrategia debe pasar por gestionar pocas prioridades y alinearlas con los empleados, equilibrar entre el corto y el largo plazo y balancear los objetivos cuantitativos y cualitativos, entre otras importantes medidas; por otro lado, disponer de la tecnología que facilite la sistematización del proceso.

Oracle Scorecard es la solución que, en una única plataforma, permite llevar a cabo los 5 pasos descritos de una forma sencilla para los usuarios:

  • Definición de objetivos en cascada, sus factores de éxito y mecanismos de medida.
  • Formas de comunicación y colaboración creando iniciativas y asignando responsables, compartiendo documentación y estableciendo un diálogo continuo entre los intervinientes.
  • Medición y trazabilidad para determinar las causas gracias a una definición consistente de indicadores, combinando información de diferentes sistemas o fuentes de datos, cuadros de mando interactivos u otras herramientas metodológicas como árboles y mapas estratégicos o causa-efecto.
  • La plataforma es capaz de desencadenar acciones en función de grado de cumplimiento de los objetivos, de forma automática gracias a las posibilidades de integración con sistemas externos o, disparar alertas avisando a los responsables.

Imagen 2 (Small).JPG

 

Los factores más relevantes que hacen de esta solución un magnifico vehículo de definición y comunicación son:

 

  • Nexo entre las herramientas de Gestión de Rendimiento Empresarial con los resultados operacionales.
  • Presenta la estrategia en términos entendibles para los usuarios de negocio sin necesidad de conocimientos técnicos.
  • Construye las métricas con la tecnología de Oracle Business Intelligence, lo cual permite combinar información heterogénea de la organización a través de una definición única de indicadores de negocio.
  • Aprovecha todas las capacidades de esta tecnología para monitorizar los resultados: cuadros de mando interactivos, análisis ad-hoc, alertas, indicadores georeferenciados o, ejecución de procesos automáticamente en función de dichos resultados.
Para más in formación sobre esta solución, haga click aquí

Comentarios:

Enviar un comentario:
  • Sintaxis HTML: Deshabilitado
About

about image


Novedades y noticias en español sobre las soluciones de negocio de Oracle.


TWLNSLYT


Twitter

<

Search

Archives
« abril 2014
lunmarmiéjueviesábdom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
    
       
Hoy
Bookmarks