X

Entérate cómo la nube y las nuevas tecnologías habilitan la transformación en los negocios y en la sociedad

La vida del DBA en un mundo autónomo

Las bases de datos autónomas ayudan a evitar fallas en el servicio por error humano, pero eso no significa que acabarán con la profesión de los DBAs.

Por Guilherme Poli *

La mayoría de las personas ni siquiera entiende lo que es un DBA, entonces, antes que todo, les voy a explicar lo que hacemos nosotros. DBA es el acrónimo en inglés para administrador de base de datos, es la persona encargada de cuidar a los datos de las empresas. Esa profesión, de la manera como la conocemos hoy, surgió cuando se llevó a cabo la primera implementación comercial de las teorías del científico informático Edgar F. Codd, en 1979. Desde entonces, las bases de datos empezaron a crecer en tamaño y complejidad. Imagínese el tamaño de la base de datos de Facebook, todos los posts hechos por más de dos mil millones de personas, por cierto, es una base de datos de múltiples terabytes distribuidos en varios servidores. Alguien necesita entender cómo crear, mantener, optimizar, hacer backup y restauración de las bases de datos y esa persona es el DBA, o el equipo de DBAs. La medicina y otras profesiones, diferentes de la mía, existen hace cientos de años. A pesar de que mi profesión sea nueva, está siempre cambiando y evolucionando.

Lee más: Las percepciones de un Veterano de DBA sobe el Nuevo Oracle Autonomous Data Warehouse

En este momento, estamos frente a un nuevo cambio, en un mundo en que la tecnología cloud y el Internet de las cosas no son más tendencias, pero una realidad, y estamos generando una cantidad enorme de datos. En la infografía anual de la consultoría Domo, llamada “Data Never Sleeps 5.0”, podemos tener una idea de cuantos datos generamos a cada minuto. Algunos llaman la atención: son 45.787 viajes en UBER, 13 nuevas músicas agregadas a Spotify, 456.000 tweets, 46.749 fotos publicadas en Instagram, 3,6 millones de búsquedas en Google y 600 páginas editadas en Wikipedia. Para hacer frente a esa cantidad de datos, las empresas están creando nuevos productos y Oracle anunció, en octubre del 2017, la primera base de datos autónoma. Larry Ellison, fundador y CTO de Oracle, afirmó que “los coches autónomos eliminan el alto costo de manejar, además del alto costo asociado a la pérdida de vidas humanas ocasionadas por errores. Las bases de datos autónomas eliminan los altos costos de la optimización, gerenciamiento y actualización de las bases de datos, evitando las costosas fallas de servicios asociadas a errores humanos”.

Después de analizar ese contexto, podemos preguntar: ¿existirán DBAs en el futuro? Yo realmente creo que sí. Siempre existirán, en todas las clases de ambiente, en las instalaciones de los clientes, en la nube, con varias versiones y características diferentes. Pero el DBA que quiera estar actualizado sobre las últimas tecnologías, probablemente dejará las tareas rutineras a las máquinas y se concentrará en el negocio y en cómo extraer información útil y estratégica de la sorprendente cantidad de datos que generamos utilizando herramientas disruptivas como el IoT, Big Data y aprendizaje de máquina (Machine Learning).

* Guilherme Poli es Arquitecto de Oracle Cloud y CEO en 3DB.

Las opiniones presentadas en este texto no reflejan el posicionamiento de Oracle y son de responsabilidad del autor.

Be the first to comment

Comments ( 0 )
Please enter your name.Please provide a valid email address.Please enter a comment.CAPTCHA challenge response provided was incorrect. Please try again.