X

Entérate cómo la nube y las nuevas tecnologías habilitan la transformación en los negocios y en la sociedad

5 consejos para usar el storytelling en tu día a día a partir de hoy

Poner toda la apuesta en un solo lugar, como hojas de cálculo y objetivos pueden no ser la mejor estrategia a la hora de vender tu solución.

Por Isadora Mattos y Marcelo Faccinato*

Nosotros, que hacemos parte del equipo de innovación de Oracle en LAD, incorporamos la función de Storytelling en la mayoría de nuestras interacciones, ya sea con nuestros clientes internos o externos. Creemos en la frase de Antônio Damasio, si lo traducimos la frase nos diria: “Las emociones, los sentimientos y la biología influencian en lo que creemos que es la razón humana. No somos máquinas pensantes. Estamos sintiendo máquinas que piensan”.

-Lee más: Innovación no es un término, es un idioma completo

Los sentimientos comen "racionalidad" en el desayuno. Poner toda la apuesta en un solo lugar, como hojas de cálculo y objetivos pueden no ser la mejor estrategia a la hora de vender tu solución. Cuando te enfrentes a una presentación de trabajo que sea bastante compleja, pregúntate: ¿cómo puede esto hacer una historia atractiva?

A veces hay una voz interior que nos hace preguntarnos: ¿cómo convierto temas que están naturalmente llenos de números, datos y conceptos abstractos en una narrativa fluida y lineal?

Bueno, te sugerimos que comiences con estos 5 pasos que son parte de un taller que hacemos a nuestros clientes, para desbloquear formas más creativas de involucrar a tu público a través de la emoción.

1- Se muy claro en tu punto principal/focal
No hay historia sobre nada. Siempre partimos de una opinión, una idea o un hecho. ¿No es extraño que toda película tenga una “moraleja en su historia”? Este es el punto de vista que presenta el autor a través de su obra.
Entonces, desde el principio, pregúntate: ¿cuál es el objetivo final de contar en esta historia? Así, podemos elegir los mejores argumentos que guiarán al interlocutor a comprender este punto de vista.

Si no prestamos atención, en el momento en que colocamos esa montaña de información innecesaria que es más un obstáculo que una ayuda, ¡en especial cuando hacemos presentaciones ejecutivas!

Según un estudio de Millward Brown, cuantos más mensajes tenga una creatividad (comerciales, anuncios, etc.), menos entenderá la audiencia.

La siguiente expresión es cierta: menos, es más. Comprende tu punto de vista para presentarlo de la manera más clara y sencilla posible.

2 - Encuentra a tu enemigo
Toda buena historia tiene un villano y un héroe. Un choque entre el bien y el mal, incluso si se representa de manera abstracta o superpuesta.

Esto se debe a que las buenas historias son aquellas que nos hacen experimentar diversas emociones.

Elige tu villano, define el problema que quieres atacar. En el mundo ejecutivo puede ser un proceso complejo, un competidor o incluso el tiempo en el que se realizan las tareas.

3 - Crea una narrativa, no una lista de tareas pendientes
Una historia solo aguanta cuando la narrativa, además de interesante, está construida para dejarnos enganchados durante horas frente al televisor. Esta es la dinámica de las series y películas de hoy: si la historia se enfría, el espectador va directamente a las redes sociales en los teléfonos móviles.

Por lo tanto, comprender la estructura en la que se diseñan estas narrativas es una buena manera de mejorar sus habilidades para contar historias.

La moraleja de una historia es lo que se esconde detrás de un marco que ha sido cuidadosamente construido para involucrarlo y convencerlo de que el punto de vista del autor es pertinente.

Recuerda que nada debe suceder al azar dentro de una historia. Sucede por una razón y para dar cabida o entrada al siguiente punto.
Un gran ejemplo de cómo hacer esto es el video del publicista más famoso del universo en su serie, Mad Men de Don Draper, en su clásica escena del carrusel de fotos.
Haz clic aquí para ver

4 - Se sencillo y Práctico
El título lo tiene que decir todo. Ideas complejas, esquemas complicados, siglas que nadie conoce. Si tu audiencia no te entiende, no les importa tu idea.

Estudios recientes proporcionan evidencia del uso innecesario de la complejidad. Según un artículo disponible en la plataforma Coglode, a través de un experimento con alimentos con nombres complejos, la gente confía menos en términos que parecen “demasiado técnicos” que en aquellos que parecen más simples y al grano.

5 - Todo tiene una historia, solo necesitas encontrar la tuya

"Vigila al hombre, no al perro." Es el eslogan que vemos en este video del científico Neil deGrasse Tyson. Cualquiera que lea esta oración antes de ver el video piensa que el tema es un estudio sobre perros o alguna ciencia relacionada con los mamíferos.

Pero es impresionante como explica de forma sencilla y objetiva la diferencia entre temperatura y clima, relacionando estos dos temas con la lucha contra el calentamiento global.

Neil podría pasar horas intentando demostrarnos a través de datos, gráficos, cartografías su punto de vista. El resultado probablemente sería que mucha gente supiera que el tema es importante, pero se podrían aburrir al mismo tiempo.

En cambio, él elige usar una metáfora lingüística y visual, retratando a un hombre y un perro caminando uno al lado del otro. Similar, pero al mismo tiempo absolutamente diferente.

El refuerzo visual de las líneas de colores que los acompañan gráficamente en la arena ayuda a complementar la comprensión de que se trata de un gráfico, aunque sea de forma lúdica y que todos puedan conectar.
La próxima vez que necesite contarle una historia a alguien, recuerde estos 5 pasos haciendo tu propia lista de verificación.
¡Hasta la próxima lectura!

*Isadora Mattos y Marcelo Faccinato son Consultores de Innovación de Oracle en Latinoamérica

Be the first to comment

Comments ( 0 )
Please enter your name.Please provide a valid email address.Please enter a comment.CAPTCHA challenge response provided was incorrect. Please try again.