domingo abr 03, 2011

Jadad: más vida a los años en vez de más años a la vida

<script type="text/freezescript">var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/freezescript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

La pasada semana se celebraron en Ávila las Jornadas de e-Salud de Castilla y León con la colaboración de la SEIS, que también celebraba en paralelo en el mismo escenario la primera jornada del Foro de Interoperabilidad.

Sólo he podido asistir al primero de los dos días de las jornadas y quiero hacer una breve reseña de lo que más me llamó la atención. Lo primero es que el formato fue más participativo para la concurrencia que otros eventos del sector, ya que estuvo abierto un canal de comunicación vía Twitter en directo que empezó algo frío pero que fue animando al personal y creo que al final fue enriquecedor y dio una frescura interesante al evento.

Recuerdo que en junio del año pasado la SEIS inició esta idea en las Jornadas de Informática Sanitaria de Andalucía, rompiendo moldes y empezando a plantear la Salud 2.0, aunque entonces sólo unos pocos “pioneros” estuvimos participando. Ahora, menos de un año después, la iniciativa ha cogido carrerilla y es bueno ver a profesionales de la medicina participando, no solo los que venimos de las tecnologías.

La otra conclusión es que para que este modelo progrese hay que considerar la dotación de enchufes abundantes en la sala, ya que los móviles u otros dispositivos no aguantan más que un tiempo y te quedas tirado cuando más lo necesitas. Y otro tema es la cobertura. Yo tuve muchos problemas con el GPRS y otros se quejaron de la cobertura WiFi. En fin, si queremos congresos 2.0 hacen falta buenos recursos.

Yendo al congreso, en la primera parte distintas intervenciones de responsables del SACYL repasaron su estrategia y avances en el despliegue de la Historia de Salud Digital en la Comunidad, en la que destaca la apuesta por desarrollos propios como son Medora para Primaria y Jimena para Especializada con intercomunicación entre ambas por un visor único y varios procesos de interoperación.

José María Pino valoró su Historia Clínica Electrónica a nivel funcional en un 4 sobre una escala de 5. Jesús García-Cruces destacó la neutralidad tecnológica y el sucesivo cumplimiento de las siete líneas estratégicas de actuación que contaron con una financiación razonable.

Las infraestructuras de red, los CPD corporativos en Valladolid y respaldo en Burgos, la imagen digital, la Historia Clínica Electrónica, los aplicativos estratégicos (la receta electrónica -pilotada y pendiente de despliegue masivo-, la telemedicina y la cita previa multicanal), los Sistemas de Información nutridos de la Historia Clínica y la gestión económica, de la mano del proyecto transversal Séneca, constituyen esas siete líneas de actuación. También destacó la realización del Plan Director Seguridad con la colaboración de Red.es y la dirección de Inteco.

La intervención más polémica fue la conferencia de Alejandro Jadad, destacado líder mundial en innovación en sanidad desde su “Centre for Global eHealth Innovation” de la Universidad de Toronto.

Jadad puso énfasis en señalar que la sanidad en los países modernos está obcecada en curar crónicos que son incurables. Esto ha llevado a que en el siglo XX se haya conseguido una victoria pírrica consiguiendo que añadir más años a la vida en vez de más vida a nuestros años. Por tanto eso nos lleva a poblaciones con grandes porcentajes de personas con enfermedades crónicas múltiples y con una calidad de vida mediocre.

Cuestionó el modelo sanitario organizado en base a patologías de órganos o de sistemas. Pero la realidad es que más del 50% de los gastos de la sanidad se aplica a pacientes crónicos múltiples. Descuidamos lo que realmente le interesa a los ciudadanos. Dijo que deberíamos pensar mucho más en los síntomas y en cómo aliviar el dolor, cosa para que la educación de los profesionales está escasamente orientada.

Planteó su modelo de “Escalera del Bienestar” en la que las TIC son pieza básica. El primer peldaño es la autoayuda a través de información y consejos en las web1.0. El segundo peldaño es el apoyo mutuo, en los que las modernas redes sociales de la web2.0 juegan un papel imprescindible. El tercer escalón es el soporte comunitario, habitualmente cuidadoras que se entierran en vida asistiendo a los mayores y a las que las redes sociales están empezando a dar salidas para mejorar su calidad de vida mediante la compartición de esfuerzos en comunidad para lograr vivir y salir de la depresión en la que habitualmente se hunden.

El cuarto escalón es rediseñar una atención primaria conectada con ciudadano pensando no sólo en diagnósticos y tratamientos sino en promoción de salud y hábitos saludables. Puso como ejemplo Bant, una aplicación móvil que están ensayando en su centro para diabéticos jóvenes con premios motivadores por la consecución de objetivos.

Por otra parte, cuestionó el modelo de hacer cada vez más hospitales comarcales que necesariamente irán bajando la experiencia de los profesionales ya que se fragmenta la demanda. Por contra la experiencia de Centros Sanitarios de producción industrial en India para patologías concretas, están demostrando resultados muy buenos y gran ahorro de costes, por lo que no descarta ver pronto experiencias de este tipo ligadas al turismo en las riberas del Mediterráneo.

También habló de Farmatrust un cajero dispensador fármacos con el que están experimentando. Ello lleva a replantear los roles de los médicos y los farmacéuticos. Mientras todo esto está así en Canadá un 70% de la población es favorable a la eutanasia, lo que nos debería de hacer pensar si lo que ofrece la sanidad a los ciudadanos es lo que realmente quieren.

Sus conclusiones fueron: hay que innovar dramáticamente aprovechando las TIC y la red y no hay tiempo para especular.

Luego hubo un par de mesas debate sobre la asistencia sanitaria del futuro de la que lo que más me llamó la atención fueron la opinión de que la medicina del futuro vendrá marcada por la anticipación y que se está buscando incentivar a los pacientes para sacar todo el provecho a la telemotorización. Tras el amplio debate me quedé con la duda de si son tiempos de gestión de evidencias o de incertidumbres. Y creo que con las TIC las evidencias llegan cuando esas TIC ya están obsoletas, por lo que hay que pensar en colaboración, acotar riesgos y lanzarse a innovar con derecho a reconducir las predicciones fallidas.

El segundo debate del día fue sobre a dónde nos llevan las TIC. Se encaminó mucho a la seguridad y las conclusiones que saqué es que la seguridad necesita buena tecnología pero sobre todo concienciar más a cada uno su actuación en este terreno, bien a nivel de profesional o de simple ciudadano.


<script src="http://platform.twitter.com/widgets.js" type="text/freezescript"></script>
About

Mi punto de vista desde mi posición en Oracle.

Los puntos de vista de este blog son míos y no necesariamente reflejan los de Oracle.

Search

Categories
Archives
« abril 2014
lunmarmiéjueviesábdom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
    
       
Hoy