viernes oct 09, 2009

Foro Técnico Informática de la Salud: Proyectos Multidisciplinares

<script type="text/javascript"> var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/javascript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

Cerró la segunda jornada del Foro Técnico de Informática de la Salud una mesa redonda sobre proyectos multidisciplinares, moderada por Guillermo Vázquez, Subdirector de SI del Hospital Universitario de A Coruña (antes el Juan Canalejo). Su departamento ha generado 6 proyectos de investigación de los que lideran directamente tres y en los otros tres han cedido el liderazgo a grupos clínicos pero manteniendo la propiedad intelectual, lo que demuestra que la colaboración multidisciplinar con otros profesionales sanitarios es posible.

Guillermo mantiene que se pueden liderar proyectos sin complejos y va más allá afirmando que los Servicios de Sistemas de Información Sanitarios deben de ser un instrumento clave en el cambio de una medicina basada en el fracaso a una medicina mucho más proactiva en mantener la salud.

Raimundo Lozano, del H. Clinic de Barcelona, trabaja dando consultoría y soporte de SI a los muchos proyectos de investigación de su hospital. Explicó como cuando los servicios de TIC colaboran estrechamente desde las desde la gestación de los proyectos se puede facilitar el éxito de los mismos y la optimización de recursos de SI globales del hospital.

La heterogeneidad y complejidad de los proyectos es enorme y la participación de expertos informáticos en todas las fases es necesaria para lograr una eficiente gestión de los recursos y del tiempo. Propugna que los cpd sanitarios debieran de estar diseñados no sólo para la gestión y la práctica asistencial, sino también para la investigación.

Juan Fernando Muñoz, del Ministerio de Sanidad y Política Social y miembro del comité ejecutivo del proyecto europeo epSOS para la interoperabilidad de historias clínicas resumidas y recetas electrónicas, nos ilustró sobre su alcance, gestación y complejidad para cumplir los retos de interoperabilidad, semánticos, de organización y legales.

Destacó que la presencia española es totalmente multidisciplinar, incluyendo clínicos, documentalistas sanitarios, clínicos evaluadores, informáticos, ingenieros, asesores legales.... No es fácil, pero es posible.

Olaia Vázquez, del Instituto de Investigación Médica de La Coruña, explicó las diversas fuentes de financiación privada y pública, bien a nivel autonómico, nacional e internacional, resaltando que España dedica un 1,05% del PIB a investigación frente al 2% de la media europea y las incertidumbres para el 2010 en el que no parece que se vaya a lograr ni mucho menos el 12,5% de aumento planificado en su día. La crisis puede provocar incluso un descenso.

Miguel Prados de Reyes, del H. Clínico San Cecilio, defendió el papel de los servicios de informática como propulsores de la investigación y la innovación y evitar perder su potencial restringiendo su trabajo a la mera función de mantener los SI operativos. Se unió a los que demuestran que es posible y puso como ejemplo que entre sus objetivos anuales está el presentar al menos un proyecto a una convocatoria de financiación.

Y presentó una estrategia para facilitar la financiación de la investigación e innovación que recomendó a los colegas, consistente en incorporar una cláusula de I+D+i y de formación científica en los contratos de servicios, con su correspondiente baremación para la adjudicación. Y, más aún, intentar firmar acuerdos de I+D+i con las empresas.

Carlos Parra, del H. Universitario Virgen del Rocío, se planteó si el I+D+i de los servicios de informática aportaba o no valor a los Servicios de Salud. Mediante una metodología parecida a la de un proyecto de investigación desarrolló un proceso en el que se estudiaban diferentes variables, principalmente el aumento de financiación para el servicio de IS, el número de innovaciones asumidas por el centro y el número de grupos clínicos de investigación con los que se estaba asociado en los proyectos.

La conclusión era que se acelera la innovación y se mejora la percepción del valor de la informática a nivel asistencial y gerencial. Unas consideraciones importantes son que se ha de contar sólo con aquellos profesionales del servicio que se sientan apasionados ante la oportunidad de investigar y evitar aquellas empresas que vean en ello sólo la oportunidad para pagar las nóminas a final de mes.

En la clausura se manifestó el compromiso de avanzar y en el próximo año no sólo debatir sino elaborar unas conclusiones, lo que, aun siendo lo lógico, no deja de ser sorprendente por lo inhabitual.






Foro Técnico Informática de la Salud: Seguridad en la eAdministración

<script type="text/javascript"> var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/javascript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

Segunda jornada del Foro Técnico de Informática de la Salud que ofreció un formato clásico de dos mesas redondas.  La primera mesa fue moderada por Ana Ceballos, subdirectora de TI del SAS y se centró en el importante papel de la seguridad en el nuevo paradigma de la eAdministración que cobra un peso mayor, si cabe, con la próxima entrada en vigor de la Ley 11/2007 y los reglamentos que la desarrollarán.

Yolanda Llamas, de la Consejería de Sanidad de Madrid, explicó que, aunque sanidad cara al ciudadano no es un servicio más, como avalan las encuestas, tecnológicamente hablando los retos de la nueva ley son comunes con las demás Consejerías por lo que se ha optado por una solución global que representa una capa externa a los servicios propios de cada área pero que ofrece un acceso homogéneo al usuario al catálogo de servicios disponibles.

La seguridad, más allá de ser necesaria por ley es la base de la confianza que necesita el usuario para trabajar en red en un nuevo paradigma en el que en vez de recibir por correo postal las notificaciones o documentación de sus expedientes será avisado telemáticamente para que consulte su buzón en la sede electrónica. La organización tiene ante sí un reto importante de adaptación que será apoyado por las nuevas herramientas de colaboración.

Carlos García Codina, actualmente en el Ministerio de Ciencia e Innovación, acometió el desafío de resumir los puntos más relevantes que incorporará el futuro reglamento del Esquema Nacional de Seguridad del que existe un borrador muy avanzado y que pasará a rango legal muchas de las buenas prácticas que ya se deberían de estar aplicando. Es un reglamento para generar confianza, con un enfoque pragmático, redactado por técnicos y que afectará a todos los contratos de sistemas de información de las administraciones públicas. Mi impresión es que exigirá potenciar el equipo humano de los servicios de informática de las organizaciones.

Juan Miguel Signes, de la Conselleria de Sanitat de Valencia, indicó que la seguridad es responsabilidad de toda la organización y no un asunto de informática. De hecho, el gran activo de los organismos es la información y no los sistemas de información, pero falta formación y sensibilización de los usuarios.

Puso en la mesa la existencia en alguna comunidad de reticencias al uso de la firma electrónica por parte de los profesionales asistenciales pues aunque en su servicio valenciano ya hay más de 10 millones de actos médicos firmados digitalmente, si la reticencia se extendiese, podría ser un problema serio. Se comentó que en otras organizaciones públicas se había planteado antes pero la Agencia de Protección de Datos lo aprobó plenamente. Ello no quita que pueda que hacer algún ajuste operativo en determinados casos.





miércoles oct 07, 2009

Foro Técnico Informática de la Salud: Los Directores de Sistemas de Información Sanitaria

<script type="text/javascript"> var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/javascript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

Estoy asistiendo al Foro Técnico de Informática de la Salud en Córdoba, organizado por la y el Servicio Andaluz de Salud. Como un foro que se precie, son jornadas muy participativas y de gran debate. En la primera sesión se trató sobre la figura del Director de Sistemas de Información Sanitaria en una mesa moderada (¿o exaltada?) por el Dr. Eduardo Vigil del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.

Para abrir boca se presentó un informe de situación sobre los profesionales TIC en el ámbito de la sanidad pública española, realizado por las asociaciones de informáticos sanitarios de Valencia y Extremadura. Este informe se viene realizando anualmente y, aunque sólo han podido recabar datos de unas diez comunidades autónomas, ofrece indicaciones interesantes.

En estas comunidades trabajan unos 2.000 profesionales TIC, de los que el 76% son personal propio y el 24% externo. De los profesionales en plantilla el 66% son fijos y el 34% temporales. Extrapolando al conjunto nacional podríamos hablar de unos 4.000 profesionales de los que 2.000 serían fijos en plantilla, 1.000 temporales y otros 1.000 externos.

El informe muestra que un 70% tienen titulación universitaria media o superior y el número de puestos directivos es inferior al 1%. Se detectan márgenes de mejora en la estabilidad, en el nivel directivo, en dimensionamiento de los servicios, en capacidad de gestión de presupuestos, en programas de formación y en los modelos de externalización. Hay una mejora interanual del nivel de titulación posiblemente debido a los grandes macroproyectos en marcha.

Esto dio paso a un animado debate bajo el detonante de varias preguntas que planteó el moderador. La primera fue si hacía falta la figura del Director de Sistemas de Información Sanitaria y para qué. Se constató que, así como nadie pone en cuestión la existencia de un Director Médico o un Director de Enfermería, la existencia de un Director de SIS es escasa y en la mayoría de los casos fruto de una apuesta personal de un gerente. Esto demuestra que las cosas no se han hecho bien en los últimos veinte años.

Entre las causas pueden estar el no haber sabido o podido conseguir la complicidad de los profesionales asistenciales quienes a la postre generan la demanda, roles equivocados orientados a la tarea y no a catalizar el potencial de trasformación que tienen las TIC, no haber tenido acceso a cursos de capacitación de habilidades directivas, no haber sido capaces de demostrar valor, fallos de comunicación y de lenguaje, etc.

En general se considera apropiado una la existencia de una Dirección de SIS a nivel del Servicio Regional que establezca las estrategias y prioridades y consiga su ejecución apoyándose en directores SIS de área u hospital que le reportarían funcionalmente, mientras que jerárquicamente lo harían a las gerencias de área u hospital respectivas. Han de conseguir la capacitación adecuada y participar activamente en los programas e iniciativas de la organización sanitaria.

El Dr. Vigil recomienda aprovechar los miles de médicos y enfermeras deseosos de buenos SIS que les faciliten o mejoren su trabajo y ganarlos como aliados para que sea la fuerza asistencial quien presione a las autoridades.

La segunda pregunta fue la titulación necesaria para ejercer una Dirección de SIS. Yo diría que se llegó a un cierto consenso sobre la necesidad de que ese puesto requiere una mezcla de conocimientos sobre las TIC, sobre el negocio sanitario y habilidades directivas. A medio plazo deberían de ser los titulados en informática, aunque actualmente hay bastantes profesionales de la medicina, de ingenierías, de físicas y matemáticas en estos menesteres, entre otras cosas porque la oferta universitaria en informática es relativamente reciente.

Es obvio que el plan Bolonia puede aportar esa riqueza multidisciplinar, aunque iniciativas como los cursos promovidos por la sanidad madrileña pueden ser una idea muy valiosa. En cualquier caso la capacitación ha de primar sobre la titulación, aunque es de suponer que el titulado específico debiera de superar a otros y, por tanto, tener todas las opciones para ocupar los puestos. En el debate se discutió sobre un posible proteccionismo como tienen las profesiones de colegiación obligatoria, aunque eso llevaría a preguntarse sobre la responsabilidad de los profesionales TIC.

Y la tercera pregunta era sobre el modelo y conveniencia de la externalización. En principio una externalización de las tareas operacionales manteniendo la gestión y el conocimiento en la propia organización parece el paradigma de consenso, aunque al final la realidad es que una parte del conocimiento se termina perdiendo con las empresas externas.

Las empresas externas en principio pueden aportar una actualización tecnológica que es difícil conseguir con recursos propios ya que los profesionales TIC no tienen las posibilidades de formación e investigación que tienen los asistenciales, cosa que se debería de lograr cambiar. Aunque en algunos casos la externalización es fruto de un modelo estratégico, en general va ligada a premuras de tiempo para conseguir los objetivos y a la dificultad endémica de crear puestos de trabajo en la administración pública.




About

Mi punto de vista desde mi posición en Oracle.

Los puntos de vista de este blog son míos y no necesariamente reflejan los de Oracle.

Search

Categories
Archives
« abril 2014
lunmarmiéjueviesábdom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
    
       
Hoy