jueves jul 14, 2011

El copago sanitario y las TIC

[Read More]

jueves abr 28, 2011

F.Bamberg presentó el "Modelo de Futuro de Gestión de la Salud"

El pasado lunes 25 de abril, coincidiendo con el vigésimo quinto aniversario de la Ley General de Sanidad, la Fundación Bamberg presentó el informe del “Modelo de Futuro de Gestión de la Salud”, fruto de varios meses de debate entre varias docenas de expertos sanitarios en diversas disciplinas.

El informe está disponible en el portal de la Fundación Bamberg y, por tanto, no me aterroriza comentar en este blog mi resumen del acto y de la presentación ejecutiva que hizo su presidente Ignacio Para, reconociendo que aún no he tenido tiempo de leerlo y que el tema no es trivial, lo que unido a la creciente velocidad con que Ignacio lo fue presentando acuciado por el tiempo, hace posible que no haya interpretado del todo bien alguna idea o matiz.

Mi objetivo es compartir unas primeras ideas e interesar a los lectores para que acudan a la fuente original para su interpretación correcta.

Abrió la presentación el ex-ministro Bernat Soria quien recordó el aniversario del nacimiento del SNS, que lo consideró un patrimonio de todos y desea que se abra un sereno debate sobre la situación del mismo para hacerlo sostenible estructuralmente, ya que entiende que hay problemas de fondo que deben de resolverse con un debate democrático. Sostuvo que la crisis no ayuda nada pero no es "la causa" de los problemas. Recordó al ministro Ernest Lluch como el ministro impulsor del SNS y pidió que se cierre el Pacto de Sanidad.

Mario Mingo, Portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular calificó el informe como "de referencia" en los próximos años. Lamentó la infrafinanciación y la falta de cohesión en el SNS. Pidió un uso más eficaz e intensivo de las TIC pare favorecer la sostenibilidad y echó en falta un despliegue efectivo de la Ley de Calidad Sanitaria. Abogó por aprovechar las tecnologías sanitarias y por desplegar un nuevo modelo gestión con foco especial en la prevención y en los crónicos.

Ignacio Para recalcó que el informe es una propuesta independiente, sin presiones, hecha por expertos y con vocación de continuidad. Se ha contado con varias decenas de contribuidores y el resultado es la opinión final de la Fundación Bamberg. No todos están de acuerdo con todo.

El informe constata que la Ley General de Sanidad no se ha desarrollado plenamente. Puso como ejemplo de ello la falta universalidad real, la descoordinación de las CCAA, el INSS, Muface, etc.

Las propuestas que elabora el informe son varias y en diversas áreas: ser realista y priorizar, competir e innovar, aprovechar lo público y lo privado, interoperabilidad de los sistemas de información, trasparencia, la creación de un órgano estatal ejecutivo de gobernanza, una cartera prestaciones única, una legislación común, estándares interoperabilidad, etc.

Según I. Para para conseguir los retos hay que cambiar modelo y no valen parches. Y este nuevo modelo se basa en diferentes pilares: gestión predictiva y proactiva apoyada en una base poblacional, rediseño del rol del médico de familia, aprovechamiento de todos los recursos, autonomía de los provisores de sanidad, libre elección del ciudadano, separación de la financiación, el aseguramiento y la provisión.

Desestiman el copago y es muy estratégico en el modelo la creación de un nuevo Ente Asegurador a nivel estatal, con un modelo parecido a Muface (provisión pública o privada). Reclaman un potente rol de la administración sanitaria central emitiendo normativas de interopetabilidad tipo HIPAA de EEUU. Concede gran importancia a las Entidades Gestión Sanitaria que se deben de crear por áreas salud.

La gestión debe de estar orientada a procesos, se debe de potenciar a los profesionales sanitarios con un nuevo estatuto y replanteamiento de la formación universitaria. Sobre las TIC el informe sugiere que a nivel estatal se fijen las normas, se audite su cumplimiento a nivel de las CCAA y que sean las áreas las encargadas de seleccionar e implantar las soluciones. En el tema de fármacos, el informe aboga por evitar planteamientos desde el enfoque del gasto sino plantearlos en términos de eficiencia.

Hubo un animado debate en el que aclaró que el informe no contiene recetas rápidas para problemas concretos y que los problemas de financiación se solucionan con fondos o con recortes de servicios y que el ciudadano ha valorar lo que tiene y lo que le cuesta. Por cierto, salió un tema muy interesante sobre los costes por paciente de la sanidad pública y de la privada, e Ignacio Para señaló que las cifras que se manejan están contaminadas por el doble aseguramiento. El coste por paciente en la pública sería mayor si tuviese que asumir para cada paciente su parte privada y viceversa.

En resumen, es un planteamiento de cambio radical importante que no parece que sea fácil de consensuar en un contexto político económico como el actual. ¿Es un esfuerzo útil?. Seguro que si, porque dará pie al debate y algo o mucho positivo quedará.

<script type="text/freezescript" src="http://platform.twitter.com/widgets.js"></script>

jueves mar 31, 2011

Jornada de Financiación Sanitaria de la Fundación Bamberg

<script type="text/freezescript">var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/freezescript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

El pasado lunes tuve la oportunidad de asistir a un par de mesas redondas de la Jornada de Financiación Sanitaria organizada por la Fundación Bamberg en el imponente marco del salón de actos del CSIC.

Se ha dicho mucho y denso y no estoy seguro de que mis notas reflejen fielmente los mensajes de cada interviniente, pero quiero compartir algunas notas que he tomado sobre los planteamientos que más me han llamado la atención. Remito al portal de la Fundación para más detalles.

Juan Cabasés señaló que la clave de la sostenibilidad de los sistemas nacionales de salud es la eficiencia. Según la OMS un 20%-40% del gasto es debido a la ineficiencia y si el SNS español fuese como el más eficiente, se conseguiría un ahorro del 1.5% del PIB. Nota mía: en otra conferencia anterior, varios consejeros estaban de acuerdo que la deuda a proveedores -que forma parte de facto de la financiación- asciende a un 1,5% del PIB, es decir, que siendo muy eficientes con el mismo presupuesto los proveedores no tendrían que soportar tan ingente deuda.

Según Cabasés las ineficiencias de nuestro SNS se centran en la autoconcertación, la carrera profesional, la falta de gestores profesionales y la descoordinación de la atención primaria y la especializada. También señaló con esperanza un nuevo marco naciente: la estrategia del Buen Gobierno definida en el País Vasco, basada en el consenso en los principios, la ética pública, la autonomía y la transparencia, con la creación de los Consejos de Gobierno, la profesionalización de la gestión, un paciente con corresponsabilidad informada, profesionales sanitarios con motivación, planificación y gestores con apuesta clara por la evaluación.

Antonio Burgueño señaló que durante la época de vacas gordas nos despreocupamos de unos costes desbocados y ahora no se sabe como pagar y, además, la sociedad no es consciente de magnitud problema. Manifestó que no cree en el copago y se planteó qué otros planteamientos podrían pasar por quitar prestaciones, pero ¿cuáles?.

Sostuvo que un SNS con una media de gasto de 1.300€ por ciudadano es barato aunque se puede aumentar la eficiencia. Sugiere el outsourcing de procesos industriales apoyado en un amplio acuerdo y sostuvo que el modelo de primaria es replanteable, sobre todo en la relación con los crónicos. En España la sanidad privada soluciona las carencias de la pública y afirmó que falta debate serio sobre este tema.

José Félix Lobo señaló que los impuestos finalistas sobre comportamientos no saludables (tabaco, alcohol, etc) es una opción que no le parece útil por varias razones, entre otras por la dificultad de su reparto a potenciales beneficiarios y por su fomento de la ineficiencia.

Juan Oliva apostó por coordinar los servicios sanitarios y sociales. En España se dedicaba un 0,5% del PIB a protección social en 2005, casi todo en subvenciones a la familia. En 2006 la llamada Ley de Dependencia cambió el paradigma. Cree que ha habido grandes logros pese a las altas expectativas, aunque casi el 50% sigue yendo a ayuda familiar.

La Ley de Dependencia se ha puesto en marcha con una insuficiencia financiera y como gran parte de las prestaciones se canalizan vía la ayuda familiar se desvirtúan los objetivos de la ley, ya que no genera trabajo. Abogó por una coordinación entre los servicios sanitarios, sociales y familiares y afirmó que se deben de medir resultados y no procesos. Por supuesto, la coordinación de los Sistemas de Información es necesaria.

En la mesa de Procesos de Transformación y Experiencias Internacionales, Charles Alessi habló del SNS inglés, con un coste del 8% del PIB pero al que la crisis le ha conducido a acometer cambios importantes en Atención Primaria, con importantes resistencias y 27000 puestos redundantes. Los médicos han de gestionar un presupuesto, la reforma apodera a las comunidades y los pagos son por resultados y satisfacción, con el riesgo transferido a los proveedores de la sanidad. Se trabaja sobre guías clínicas para ahorrar y conseguir le predictibilidad en Primaria.

José Manuel Freire se planteó si la sanidad es sostenible o si la sociedad es sostenible sin sanidad pública y también se cuestionó si en el SNS estamos bien organizados o trabajamos con una medicina industrial.

Constantino Sakellarides comentando la situación de Portugal dijo que se estaba instaurando una cultura de las malas noticias cada día, con un riesgo de percepción de represión económica. Planteó que cara al futuro se plantean escenarios que van de aumentar lo público, a minimizarlo o a políticas adaptativas ya que la sanidad no se puede gobernar como las autopistas y se debe de apostar por dar poder a las plataformas ciudadanas y un escenario de negociación.

Santiago Marimón mantuvo que sostenibilidad significa equilibrio social y financiero. Habló de la necesidad un buen Sistema Información y de incentivos para los pacientes y planteó que la crisis es una oportunidad para plantear escenarios absolutamente innovadores como el Programa de Progreso Farmacéutico Solidario y Sostenible (PPFSS)nuevo rol de los farmacéuticos que me siento incapaz de resumirlo sin degradarlo, por lo que remito a los interesados al enlace. que es tan rompedor con el actual modelo desde el punto de vista del paciente y del financiador y con ideas realmente innovadoras sobre el nuevo rol de los farmacéuticos que me siento incapaz de resumirlo sin degradarlo, por lo que remito a los interesados al enlace.

Realmente interesante esta sesión de la Fundación Bamberg.

<script type="text/freezescript" src="http://platform.twitter.com/widgets.js"></script>


lunes may 24, 2010

Detalles Jornadas Reflexión Presente y Futuro del SNS (3/3)

<script type="text/freezescript">var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/freezescript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

Y concluyo la serie de tres entradas con un resumen de la última parte de la intensa agenda. En la mesa "El marco económico. Financiación y Sostenibilidad" el ex-ministro Julián García Vargas participó con una intervención en vídeo por la imposibilidad de asistir.

Su opinión es que el aumento continuado del gasto sanitario por encima del incremento del PIB es insostenible y es necesario evitar la aversión a las reformas por cálculos electorales. Hay que olvidarse del modelo "Todo para Todos sin Coste". Indicó una serie de medidas concretas sensatas que coinciden con las que casi todos los intervinientes señalaron en sus intervenciones, haciendo énfasis en la importancia de la colaboración de los profesionales y la necesidad de liderazgo político para conseguir el éxito de cualquier actuación. Recalcó que cualquier esfuerzo se entiende mejor en época de crisis e instó a hacer nosotros los cambios antes de que nos los impongan.

Mercedes Roldós, la Consejera de Sanidad de Canarias, empezó fuerte diciendo que lo de la universalidad no es del todo cierto en la práctica ya que hay que estar dado de alta en la Seguridad Social. Señaló que el déficit estructural de financiación sumado a la actual crisis refuerzan la necesidad del Pacto por la Sanidad, que a nivel autonómico ha habido que priorizar la sanidad sobre otras políticas, que los acuerdos sobre líneas de actuación del 2005 no han bajado el gasto, que 3 de las medidas aprobadas en el CISNS del pasado 18 de marzo aumentarán el gasto a corto plazo y que no hay evidencia de la eficiencia de la adecuación del embalaje de los medicamentos y de la unidosis.

Reclama que una comisión de expertos redacte los criterios de prescripción y que las comunidades autónomas participen sobre las decisiones relacionadas con el medicamento ya que son ellas en quien recae el gasto. Cree necesario reformar las políticas de recursos humanos, un control de la cartera de servicios y, sobre todo, responsabilizar al ciudadano.

Manuel Cervera, Consejero de Sanidad de la Comunidad Vanlenciana, presentó unas gráficas en las que comparaba la inversión por ciudadano con el porcentaje que supone la sanidad en las cuentas autonómicas, resultando que hay una coincidencia entre menor porcentaje y mayor inversión por ciudadano, lo que indica disfunciones de financiación y un esfuerzo adicional de eficiencia.

Las apuestas de la Comunidad Valenciana van en buscar la eficiencia, apoyo estratégico en las TIC, modelo concesional (que es bien valorado por los ciudadanos), racionalización de la prescripción con el uso de guías, principios activos y receta electrónica y dirección por objetivos con diferenciación retributiva individualizada y carrera profesional.

Y dedicó más de la mitad de su intervención en hablar del Plan de Sistemas de Información que con una inversión del 1% del presupuesto mejora la equidad, la calidad asistencial, la seguridad de los pacientes, la productividad y la eficiencia. Y detalló cómo, en qué partidas (citaciones, peticiones laboratorios, prescripción electrónica, radiología, reducción del 30% al 10% la burocracia con los pacientes, etc) ahorran 65 millones de € al año gracias al uso intensivo de las TIC. No puedo menos que mencionar el agrado que me produce este tema ya que Sun y Oracle formamos parte importante de la solución tecnológica.

Su estrategia la resumió en pelear hasta el último céntimo de €.

María Kutz, Consejera de Salud de Navarra, explicó las líneas de actuación en pos de la sostenibilidad de un servicio que en Navarra es bien valorado por los ciudadanos: orientación al usuario, inversiones estratégicas, uso intensivo de las TIC (en especial con los crónicos), flexibilidad organizativa y de los profesionales, calidad y seguridad, ambiente de innovación, nuevos espacios y servicios para laboratorios, control riguroso del gasto con 0% de crecimiento este año.

Destacó que dentro del Plan Navarra 2012 hay 90 proyectos, 11 de los cuales son en el área de Salud.

Posteriormente se pasó a la presentación del proyecto de Modelo de Futuro de Gestión de la Salud que contó con una introducción de José María Segovia, académico de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, que resaltó el valor del SNS especialmente en el tema de la ONT y de los MIR, que son objeto de envidia en la UE. Ve como grandes desafíos futuros el cambio de escenario que provocará la medicina genómica y los estudios sobre el cerebro.

En el futuro hablaremos mucho más de la medicina predictiva y de la medicina del deseo de estar mejor. Al gran problema del incremento del gasto sanitario solo le ve una solución: educar a la población en un consumo responsable. También consideró clave restituir la confianza en el médico como gestor de la banda de incertidumbre que la medicina lleva implícita.

E Ignacio Para detalló las líneas maestras en que se ha empezado a trabajar con cuarenta expertos y que cuenta con más de noventa ofrecimientos de colaboración adicionales que son bienvenidos. Un buen avance de las líneas de este informe está en su blog en esta dirección.

La mesa "Eficiencia y nuevos modelos de gestión sanitaria" fue moderada por Javier Olave, Director de Diario Médico, que como buen periodista puso el dedo en la llaga señalando que los límites entre lo público y lo privado están borrosos y puso como ejemplo el reciente episodio del Rey Juan Carlos o que en la Subcomisión Parlamentaria el debate sobre las formas de gestión se ha aparcado para el final como tema conflictivo.

Fernando Lamata, Consejero de Sanidad y Bienestar Social de Castilla la Mancha, repasó las características de universalidad, provisión predominantemente pública y eficaz del SNS español y explicó que el modelo tiene un antecedente en el Instituto Nacional de Previsión en los años 40 del pasado siglo que ante la casi nula oferta privada excepto en Cataluña empezó a dar servicios de sanidad a los trabajadores concertando en esta última y construyendo hospitales en el resto del país, que fueron ampliándose poco a poco a lo largo de los años. Cuando llegó la democracia se consideró que el sistema no iba mal y no se cambió.

Posteriormente se procede a descentralizar la sanidad en línea con la organización territorial y a la reforma de la primaria de un modelo de cupo a una jerarquización. El sistema tiene bastante concertación con la privada (farmacia, transporte, diálisis, cirugías, etc) y considera que es bueno mientras el peso de lo público no baje del 70%. En su comunidad son bastante ortodoxos y mantienen esa línea. No se demoniza lo privado pero como el sistema funciona y el ciudadano está bastante satisfecho, no se plantean cambios importantes aunque tienen presentes los puntos de mejora.

En el coloquio posterior, Lamata reconoció que nuestra financiación es posiblemente escasa (1-1,5% inferior a la media europea), aunque una cosa es el gasto presupuestario del 6% en la parte pública y otro el real que evalúa en el 7%, lo que no invalida la comparación europea -porque se comparan parámetros homogéneos- ni la valoración como eficiente.

Enrique Cruz, Viceconsejero de Salud de Andalucía, afirmó que los "nuevos" modelos existen desde los 90, por tanto solo son poco utilizados.  Cataluña fue pionera en separar la compra de servicios de la provisión. En Andalucía se optó por los Entes Públicos para obviar la burocracia, el anquilosamiento de las organizaciones y una cultura que da la espalda a los profesionales. También se ha creado un consorcio con la Órden de S. Juan de Dios al 50% en el Aljarafe. En general, el SPSA está definido en una ley andaluza de Salud de 1998.

Con respecto a los Entes Públicos Sanitarios dijo que disponen de autonomía de gestión, financiera y jurídica y que acercan servicios a la población, dan buenos plazos de respuesta y tienen alta capacidad de resolución e innovación.

No cree en soluciones mágicas y son momentos de control y tocan acciones selectivas. En este momento se centran en la carrera profesional, con acreditaciones renovables y en la reforma de la gestión clínica como herramienta estratégica.

Javier Fernández-Lasquety, Consejero de Sanidad de Madrid, manifestó que se pueden hacer reformas sin renunciar a lo principal y sólo hay que renunciar a los dogmas. Cree que no todo ha de pactarse y opina que es buena la discrepancia política sobre los principios y no sobre los instrumentos. Señaló como objetivos generales de su consejería la calidad, la libertad y un entorno profesional de respeto y motivación de los profesionales.

Para ser más eficientes se han aplicado nuevos modelos que han permitido modernizar infraestructuras y aprovechar las TIC para generar "redes de trabajo".  Cree este modelo era el único que permitía este cambio radical en muy pocos años que está permitiendo a un tercio de los madrileños estrenar hospital. La colaboración privada en siete hospitales es en la construcción y gestión y en uno es una concesión total. Los resultados de satisfacción son buenos y el coste per cápita es inferior.

La modernización del trabajo en red ha venido fundamentalmente del Anillo Radiológico y del Laboratorio Central. El reto actual son cuatro nuevos hospitales bajo la forma de concesión, el anillo de imagen cardiológica, el centro de atención personalizada y la Ley de Libre Elección para la que se informará de curriculums profesionales, comparativas de eficacia y encuestas de satisfacción.

Del debate y resumen final que condujo Alberto de Rosa, Director General de Ribera Salud, con cinco contratos de concesión, destaco que Lamata propugna incremento de impuestos "finalistas" para mejorar la financiación, Lasquety comentó que un gobierno es una coalición entre el consejero de hacienda y los demás y que la eficiencia es un deber de equidad y respeto al dinero de los ciudadanos y Cruz, por contra, no cree en los impuestos finalistas que no han demostrado su eficacia y no son controlados por las comunidades.













viernes may 21, 2010

Detalles Jornadas Reflexión Presente y Futuro del SNS (2/3)

<script type="text/freezescript">var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/freezescript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

En la anterior entrada hacía la presentación de esta jornada y un resumen ejecutivo. Como ya era suficientemente largo prometía la continuación en posteriores entradas. Esta es la segunda que cubre las primeras sesiones y dejo para otra posterior el resto de la agenda. De hecho a los más interesados les recomiendo que lean directamente la versión completa de de esta entrada pulsado "[Read More]" al final de la misma.

En la mesa de inauguración Ignacio Para, el Presidente de la Fundación Bamberg comentó el proyecto de elaborar una propuesta sobre un Nuevo Modelo de Gestión de la Salud que cuarenta expertos han empezado a trabajar con el fin de presentarlo en abril de 2011 coincidiendo con el vigesimoquinto aniversario de la Ley de Sanidad. 

Ana Aranda, vicepresidenta del CSIC destacó la importancia de la investigación básica con impacto en la prevención, pronóstico, diagnóstico y tratamiento y deseó que se potencie la colaboración con los grupos clínicos para acelerar la llegada de los resultados al paciente.

Eric Patrouillard, Director General de Lilly destacó el valor y riqueza que su empresa aporta al país con su generación de empleo, su investigación y las importantes exportaciones y críticó fuertemente las medidas de revisión de precios de patentes en vigor anunciada por el Presidente del Gobierno que las calificó de un estrangulamiento del sector ya que entrará en pérdidas por decreto desfavoreciendo la inversión y no viendo que, más que un problema, puede formar parte de la solución para ayudar a salir de la crisis.

Pablo Rivero, Director del Plan de Calidad del Ministerio de Sanidad y Política Social señaló que partimos de un SNS que merece nuestro reconocimiento tanto por su relativamente moderado gasto como por su modelo, pero que se ha de huir de la autocomplacencia.

Cree que debemos aprender a ser más competitivos en base a exportar el conocimiento que ha generado un SNS distribuido. Las TIC tienen un papel fundamental en la mejora del sistema. Cuando China y EEUU están lanzando macroplanes de apoyo a la introducción de las TIC en sanidad, en España les llevamos mucha ventaja. Y opina que aun siendo tiempos de austeridad, son tiempos de forjar un modelo competitivo de gestión de la salud para apoyar el crecimiento.

Luego se pasó a una sesión de ex-ministros. Ana Pastor, en representación del PP presentó su propuesta política.  Señaló el fin del modelo económico con la crisis financiera de estos años y comentó que aunque hay un nuevo modelo de financiación lo que no hay es más dinero. Se mostró contraria a reducir los salarios de los profesionales sanitarios, criticó que se hable sólo del gasto sanitario y no de la generación de riqueza y contrapuso la necesidad de mejor planificación, coordinación con la asistencia socio-sanitaria y unas políticas de recursos humanos que realmente primen el talento.

Desgranó un auténtico programa político en el que destacó la necesidad de apostar por los profesionales, su formación, reconocimiento y evaluación por resultados, incluyendo a los de las oficinas de farmacia. Para ello y para mejorar la coordinación asistencial y con el área socio-sanitaria manifestó varias veces la necesidad de disponer de buenos sistemas TIC

Propuso más planificación y estabilidad en el entorno del medicamento, la necesidad urgente de disponer de un buen registro de profesionales de la salud, la apuesta de la Primaria como motor de la prevención y la necesidad de reducir las desigualdades de mortalidad por regiones en las patologías más comunes. Y como medida estrella propone la creación de un superministerio de Bienestar Social que abarque Sanidad, Dependencia y Pensiones.

Bernat Soria vino a hablar de investigación y no como portavoz del PSOE y comentó que en 1986 la Ley de Sanidad consagró la evolución de un modelo de Seguridad Social a un modelo de Servicio Nacional de Salud y ha salido bien, pero que en investigación y educación las cosas no han salido bien y lo apoyó en datos abrumadores.

Recalcó la necesidad de la investigación española de subirse al tren de las patentes triádicas -las consideradas de mayor valor comercial y que son las concedidas con efectos conjuntos en las oficinas europeas, estadounidenses y japonesas. Afirmó que hay que tener infraestructuras capaces de trasferir la investigación al ciudadano y puso como argumento que EEUU es el mayor investigador en biomedicina y, sin embargo, nuestros indicadores de salud son bastante mejores y que la clave está en nuestro eficiente SNS.

Propugnó facilitar la investigación con eliminación de barreras y comentó el dramático cambio de escenario de la industria farmacéutica que  ha impulsado nuevos modelos de negocio desde una filosofía vertical (todo en casa) hasta un modelo de colaboración.

Como tendencias señaló la creación de Centros de Excelencia, la colaboración y las adquisiciones de empresas, la búsqueda del negocio en muchos pocos en vez de pocos muchos, la medicina personalizada y su reto para los SNS y una investigación canalizada a las necesidades del mercado como intérprete de las demandas sociales.

Llegó luego el turno de dos profesores en nombre de dos fundaciones de desarrollo de pensamiento en la órbita del PSOE y del PP.

Carlos Mulas, Director de la Fundación Ideas, señaló que académicamente hablando hay tres tipos de sistemas de salud: privado (EEUU), SNS (España) y Seguridad Social (Alemania), aunque todos los sistemas tienen parte de todos los modelos.

Presentó datos de cómo el gasto social en los países del primer mundo se mantiene estable con respecto al PIB en las últimas décadas, pero en la parte de sanidad todos crecen al unísono, independientemente de su modelo. Analizó los datos del SNS español y destacó la existencia de importantes desigualdades territoriales.

A largo plazo vaticina que los retos de los sistemas de salud se centrarán en la sostenibilidad, la mejora de la eficiencia y la de la equidad, todo ello en un contexto de calidad. Concluyó señalando una tendencia a convergencia de modelos híbridos, colaboraciones público-privadas, fortalecimiento del sector y creación de empleo y unas diferencias ideológicas que se detectarán en la equidad, la progresividad y la movilidad.

Mauricio Rojas, ex-diputado sueco y catedrático de la Universidad de Lund, invitado por la Fundación Faes, explicó las experiencias aprendidas del modelo sueco, algunas de las cuales podrían ser de interés para España. En los años 90, Suecia sufrió una gran crisis con un gasto público que alcanzó el 73% del PIB que hacía insostenible la situación. Hubo que hacer grandes sacrificios y un importante cambio de modelo dotando de libertad a la educación y a la sanidad para superar la crisis.

Los principios que movieron la modernización del estado de bienestar sueco fueron el pasar de la gestión pública a la responsabilidad pública, del monopolio público a la competencia y el pluralismo de proveedores y de la asignación administrativa a la libre elección.

Los cambios han mantenido un alto nivel de responsabilidad púbica (82% del gasto), un copago igualitario y solidario, un mercado único de profesionales trabajen para centros públicos o privados y Suecia sigue a la cabeza en los estándares mundiales de calidad.

Por contra, los cambios han implicado la libertad de elección y mayor accesibilidad a los pacientes, la creación de sistemas de información transparentes de resultados y de calidad de profesionales y centros, la consolidación y creación de gran cantidad de proveedores, alguno de los cuales con nivel internacional como es el grupo Capio que opera en España.



[Read More]

jueves may 20, 2010

Reflexión sobre el presente y futuro del SNS promovida por la Fundación Bamberg

<script type="text/freezescript">var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/freezescript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

La Fundación Bamberg ha promovido una jornada de reflexión sobre el presente y el futuro de los Sistemas Universales de Salud, obviamente centrado en el español, aunque hubo una interesante conferencia sobre otro sistema como el sueco que puede aportar ideas al nuestro en algunos temas.

La Fundación Bamberg "tiene por objeto el impulso de las Tecnologías de la Salud, mediante el desarrollo de estudios y acciones en las que participan tanto colectivos afines a dichas tecnologías de los sectores farmacéutico, biotecnológico y de tecnologías sanitarias como las Administraciones Públicas, la Comunidad Científica, las Asociaciones de Pacientes y resto de agentes interesados en la salud, con el objeto de contribuir a la mejora de la salud y de la eficacia y eficiencia del sistema sanitario." Por supuesto, una importante línea de estas tecnologías son las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El agradable marco del CSIC reunió un nutrido grupo de expertos y responsables o ex-responsables políticos del más alto nivel como contribución a un proyecto que ha lanzado la Fundación para elaborar una propuesta de un nuevo modelo de gestión de la salud, liderado por cuarenta expertos y que verá la luz en primavera del 2011 coincidiendo con el vigesimoquinto aniversario de la Ley de Sanidad. Las conclusiones de esta reunión serán una entrada más para ese informe. Más información en el blog de Ignacio Para, Presidente de la Fundación.

Pese a reunir seis Consejeros de Salud y tres ex-ministros de distintos partidos y diferentes expertos, las posiciones sobre el diagnóstico y el tratamiento han sido bastante coincidentes y las discrepancias han quedado centradas en los matices y los grados de intensidad, por lo que muchos de los allí presentes nos preguntábamos por qué ese razonable consenso se ve obstaculizado luego por feroces luchas partidistas que dificultan avanzar en reformas que parecen necesarias cuando el entorno social, económico y global ha cambiado tanto en los últimos veinticinco años.

En la web de la Fundación hay un vídeo resumen que pueden consultar en el enlace anterior. La Jornada fue muy densa y llena de reflexiones y matices que me gustaría compartir. Pero como me temo que saldría un boletín más que una entrada de blog, he decidido incluir mi resumen en esta entrada y escribir en los próximos días una o dos más con detalles de las aportaciones de los intervinientes.

Desde mi punto de vista es que el modelo español de SNS cimentado en la Ley de Sanidad de 1986 es considerado eficiente en comparación con los países del entorno. Hay un problema latente en la escasez crónica de financiación que hace que lo realmente gastado sea del orden del 15% mayor que lo presupuestado. Aún así seguimos siendo eficientes en términos comparativos.

Al igual que otros países el incremento anual del gasto es superior al PIB y vivimos en una sociedad que ha cambiado mucho en los últimos 25 años tanto en cultura social y apoderamiento del ciudadano, como en el peso creciente de las enfermedades crónicas, el aumento de la expectativa de vida, la problemática socio-sanitaria muy ligada a la de la salud, las nuevas tecnologías, medicamentos  e innovación biotecnológica, lo que todo junto ejerce una presión creciente de la demanda.

En un modelo de cobertura universal y financiación fundamentalmente pública es curioso que cuando se quita la etiqueta política todas las comunidades tienen estrategias de colaboración público-privadas y, en muchos casos, son los condicionantes históricos quienes influyen en muchas decisiones. En el fondo un nivel del 20-30% de participación de lo privado está admitido por todos y no encuentran efectos adversos si no se sobrepasa la dosis

En este contexto surge la crisis actual que debe de ser el catalizador de cambios y ajustes que mejoren esa eficiencia y garanticen la sostenibilidad. Y aquí está el núcleo del debate. Partiendo de un diagnóstico bastante consensuado empieza a haber diferentes prioridades de líneas de actuación, pero con varios puntos de coincidencia.

Uno de ellas es considerar que la sanidad es un sector de conocimiento generador de empleo, con importante retorno económico y con potencial de poner en valor la eficiencia del sistema español como herramienta de aumentar la competitividad. Se ha criticado por diversos intervinientes los recortes salariales a los profesionales sanitarios y a los precios de los fármacos como medidas cortoplacistas que pueden generar desmotivación y desinversión. Por contra, se ha propuesto mejorar los sistemas para capitalizar el potencial investigador e innovador que hay en la sanidad española.

Se apuesta por las TIC como herramienta para tener unos sistemas de información interoperables y eficientes, para obtener unos análisis, evaluaciones y promover la incentivación basada en resultados de salud y para apoyar reingenierías de procesos que aumenten la eficiencia. Se han puesto ejemplos concretos de reducciones importantes de costes y de experiencias de nuevos modelos de servicio que ahondan en la movilidad y en solución a los problemas puntuales de profesionales, aunque también se han reclamado soluciones más homogéneas entre las Comunidades Autónomas.

Y por último se han esbozado propuestas de corresponsabilidad del ciudadano en el cuidado de su salud tanto con educación como con una revisión sosegada del modelo actual de copago y de cartera de servicios, así como el aprovechamiento de los profesionales sanitarios como cómplices de esta búsqueda de la eficiencia basada en la promoción de la salud y un consumo sanitario más consciente y moderado.

En conclusión, se vislumbra la necesidad de ajustes para acomodar los servicios a las nuevas demandas de los ciudadanos y al contexto económico actual y a medio-largo plazo, pero manteniendo los pilares básicos de un modelo con univerasalidad, equidad, calidad y razonable eficiencia.






About

Mi punto de vista desde mi posición en Oracle.

Los puntos de vista de este blog son míos y no necesariamente reflejan los de Oracle.

Search

Categories
Archives
« abril 2014
lunmarmiéjueviesábdom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
    
       
Hoy