Reflexión sobre el presente y futuro del SNS promovida por la Fundación Bamberg

<script type="text/freezescript">var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/freezescript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

La Fundación Bamberg ha promovido una jornada de reflexión sobre el presente y el futuro de los Sistemas Universales de Salud, obviamente centrado en el español, aunque hubo una interesante conferencia sobre otro sistema como el sueco que puede aportar ideas al nuestro en algunos temas.

La Fundación Bamberg "tiene por objeto el impulso de las Tecnologías de la Salud, mediante el desarrollo de estudios y acciones en las que participan tanto colectivos afines a dichas tecnologías de los sectores farmacéutico, biotecnológico y de tecnologías sanitarias como las Administraciones Públicas, la Comunidad Científica, las Asociaciones de Pacientes y resto de agentes interesados en la salud, con el objeto de contribuir a la mejora de la salud y de la eficacia y eficiencia del sistema sanitario." Por supuesto, una importante línea de estas tecnologías son las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

El agradable marco del CSIC reunió un nutrido grupo de expertos y responsables o ex-responsables políticos del más alto nivel como contribución a un proyecto que ha lanzado la Fundación para elaborar una propuesta de un nuevo modelo de gestión de la salud, liderado por cuarenta expertos y que verá la luz en primavera del 2011 coincidiendo con el vigesimoquinto aniversario de la Ley de Sanidad. Las conclusiones de esta reunión serán una entrada más para ese informe. Más información en el blog de Ignacio Para, Presidente de la Fundación.

Pese a reunir seis Consejeros de Salud y tres ex-ministros de distintos partidos y diferentes expertos, las posiciones sobre el diagnóstico y el tratamiento han sido bastante coincidentes y las discrepancias han quedado centradas en los matices y los grados de intensidad, por lo que muchos de los allí presentes nos preguntábamos por qué ese razonable consenso se ve obstaculizado luego por feroces luchas partidistas que dificultan avanzar en reformas que parecen necesarias cuando el entorno social, económico y global ha cambiado tanto en los últimos veinticinco años.

En la web de la Fundación hay un vídeo resumen que pueden consultar en el enlace anterior. La Jornada fue muy densa y llena de reflexiones y matices que me gustaría compartir. Pero como me temo que saldría un boletín más que una entrada de blog, he decidido incluir mi resumen en esta entrada y escribir en los próximos días una o dos más con detalles de las aportaciones de los intervinientes.

Desde mi punto de vista es que el modelo español de SNS cimentado en la Ley de Sanidad de 1986 es considerado eficiente en comparación con los países del entorno. Hay un problema latente en la escasez crónica de financiación que hace que lo realmente gastado sea del orden del 15% mayor que lo presupuestado. Aún así seguimos siendo eficientes en términos comparativos.

Al igual que otros países el incremento anual del gasto es superior al PIB y vivimos en una sociedad que ha cambiado mucho en los últimos 25 años tanto en cultura social y apoderamiento del ciudadano, como en el peso creciente de las enfermedades crónicas, el aumento de la expectativa de vida, la problemática socio-sanitaria muy ligada a la de la salud, las nuevas tecnologías, medicamentos  e innovación biotecnológica, lo que todo junto ejerce una presión creciente de la demanda.

En un modelo de cobertura universal y financiación fundamentalmente pública es curioso que cuando se quita la etiqueta política todas las comunidades tienen estrategias de colaboración público-privadas y, en muchos casos, son los condicionantes históricos quienes influyen en muchas decisiones. En el fondo un nivel del 20-30% de participación de lo privado está admitido por todos y no encuentran efectos adversos si no se sobrepasa la dosis

En este contexto surge la crisis actual que debe de ser el catalizador de cambios y ajustes que mejoren esa eficiencia y garanticen la sostenibilidad. Y aquí está el núcleo del debate. Partiendo de un diagnóstico bastante consensuado empieza a haber diferentes prioridades de líneas de actuación, pero con varios puntos de coincidencia.

Uno de ellas es considerar que la sanidad es un sector de conocimiento generador de empleo, con importante retorno económico y con potencial de poner en valor la eficiencia del sistema español como herramienta de aumentar la competitividad. Se ha criticado por diversos intervinientes los recortes salariales a los profesionales sanitarios y a los precios de los fármacos como medidas cortoplacistas que pueden generar desmotivación y desinversión. Por contra, se ha propuesto mejorar los sistemas para capitalizar el potencial investigador e innovador que hay en la sanidad española.

Se apuesta por las TIC como herramienta para tener unos sistemas de información interoperables y eficientes, para obtener unos análisis, evaluaciones y promover la incentivación basada en resultados de salud y para apoyar reingenierías de procesos que aumenten la eficiencia. Se han puesto ejemplos concretos de reducciones importantes de costes y de experiencias de nuevos modelos de servicio que ahondan en la movilidad y en solución a los problemas puntuales de profesionales, aunque también se han reclamado soluciones más homogéneas entre las Comunidades Autónomas.

Y por último se han esbozado propuestas de corresponsabilidad del ciudadano en el cuidado de su salud tanto con educación como con una revisión sosegada del modelo actual de copago y de cartera de servicios, así como el aprovechamiento de los profesionales sanitarios como cómplices de esta búsqueda de la eficiencia basada en la promoción de la salud y un consumo sanitario más consciente y moderado.

En conclusión, se vislumbra la necesidad de ajustes para acomodar los servicios a las nuevas demandas de los ciudadanos y al contexto económico actual y a medio-largo plazo, pero manteniendo los pilares básicos de un modelo con univerasalidad, equidad, calidad y razonable eficiencia.






Comentarios:

Enviar un comentario:
Los comentarios han sido deshabilitados.
About

Mi punto de vista desde mi posición en Oracle.

Los puntos de vista de este blog son míos y no necesariamente reflejan los de Oracle.

Search

Categories
Archives
« abril 2014
lunmarmiéjueviesábdom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
    
       
Hoy