Foro de Telemedicina: cerca de la madurez

<script type="text/javascript"> var gaJsHost = (("https:" == document.location.protocol) ? "https://ssl." : "http://www."); document.write(unescape("%3Cscript src='" + gaJsHost + "google-analytics.com/ga.js' type='text/javascript'%3E%3C/script%3E")); </script> <script type="text/javascript"> try { var pageTracker = _gat._getTracker("UA-4618459-4"); pageTracker._trackPageview(); } catch(err) {}</script>

Oviedo ha acogido el VII Foro de Telemedicina que, desde mi punto de vista, representa un punto de inflexión entre la proliferación de pilotajes más o menos voluntariosos a empezar a formar parte consolidada de la cotidianidad y de las estrategias corporativas del Servicio Nacional de Salud.

Espero que en esta dirección pronto se pueda acceder a las ponencias presentadas, todas ellas de muy alto nivel. Resumir las veinticuatro intervenciones sería tedioso, por lo que sólo voy a compartir con el lector aquello que más me llamó la atención, lo que implica una fuerte dosis de subjetividad.

En la conferencia inaugural el Consejero de Sanidad del Prinicipado de Asturias manifestó su visión de que los sistemas de salud no han evolucionado mucho en los últimos treinta años y eso hace que a duras penas se acomoden a las necesidades de una sociedad que si lo ha hecho. Piensa que hay que dar el paso de una medicina orientada a la actividad a una medicina enfocada a resultados y para ello hay que diseñar nuevos modelos de gestión de la salud. Hay que innovar, pero sobre todo tener una decisión clara de cambiar.

Y su Consejería está en ello llevando la fibra óptica a todos los lugares y a través de su proyecto Edesis en el que la Telemedicina forma parte integral de los nuevos sistemas de información sanitaria como una pieza más dentro del nuevo modelo.

Andalucía, Cataluña, Asturias y Castilla y León expusieron sus experiencias y cómo éstas están siendo desplegadas. Un tema que salió a la palestra es la cuestión si está o no suficientemente acreditada la conveniencia del uso de la Telemecina y el tema no está claro, ya que las posturas van desde la opinión de los usuarios que en algún caso lo ven evidente como algún estudio americano que considera que sobre las posibles mejoras en el diagnóstico, en resultados y en accesibilidad no hay grandes evidencias, salvo en casos concretos de neurología, psiquiatría, oftalmología y dermatología. Una conclusión es que aumentar las evaluaciones sobre las mejoras que aporta, ayudaría a eliminar barreras de adopción que aún siguen existiendo.

En la mesa de estrategias estatales para apoyar el desarrollo de la Telemedicina se presentaron las acciones que emanan del Ministerio de Sanidad y Política Social orquestadas a través del Plan de Calidad del SNS y de iniciativas ligadas a la estandarización como la consensuada Historia Clínica Digital del Servicio Nacional de Salud (HCDSNS) o el registro de profesionales, los 195,2 millones de Euros del Plan Sanidad en Línea para el trienio 2010-12 dentro del Plan Avanza2 de Red.es o los 78 Centros Tecnológicos apoyados por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

En la segunda jornada se repasaron un amplio ejemplo de experiencias en marcha en las que se detallaron los retos, las conclusiones, las barreras y los problemas que hubo que superar. En todas ellas la Telemedicina es una herramienta más del proceso asistencial, se integra fuertemente con la historia clínica digital, usa tecnologías modernas pero de las ya completamente asimiladas en los entornos convencionales, se conciben modelos generales y posibilistas y todas ellas se enfocan al paciente y a las ventajas que le aportan y casi todas se sustentan en involucrar a las personas, redefinir los procesos y usar cabalmente las tecnologías.

Las conclusiones son que el compartir el conocimiento multidisciplinar es imprescindible, que hay que enfocar los proyectos a su facilidad de uso, que ha de existir una buena calidad de servicio y eso implica infraestructuras adecuadas, soporte, formación e integración en los sistemas corporativos. 

Para luchar contra los que se oponen a la Telemedicina por miedo al cambio hay que crear evidencias de sus beneficios, poner en valor las posibilidades para los profesionales de mejorar su capacitación por compartir conocimiento y aumentar experiencia y las posibilidades de mejorar la conciliación de la vida personal, en muchos casos pudiendo trabajar desde fuera del centro sanitario.

Y la última mesa redonda presentó experiencias, proyectos y tendencias de la Teleasistencia y se plasmó su estrecha relación con la salud en cuanto a impulsores de la proactividad en la prevención de las enfermedades o del deterioro de la calidad de vida, del autocuidado y de la atención integral del enfermo crónico o de las personas dependientes. Todos los intervinientes estuvieron de acuerdo en que la separación de la atención socio-sanitaria y la sanitaria es algo académico y organizativo, pero en un mundo con creciente número de personas mayores, la plena coordinación es sólo cuestión de tiempo.

Y concluyo con mi sensación de que el siguiente Foro será ya el de la madurez, con despliegues muy generalizados y prácticas de Telemedicina muy integradas en la cotidianidad.




Comentarios:

Enviar un comentario:
Los comentarios han sido deshabilitados.
About

Mi punto de vista desde mi posición en Oracle.

Los puntos de vista de este blog son míos y no necesariamente reflejan los de Oracle.

Search

Categories
Archives
« abril 2014
lunmarmiéjueviesábdom
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
    
       
Hoy